Posicionamiento web El Caniche Toy Mucho Mas Que Una Mascota: ACCIDENTES AMBIENTALES

martes, 30 de diciembre de 2008

ACCIDENTES AMBIENTALES

ACCIDENTES AMBIENTALES

Existe un amplio número de patologías producidas por la exposición del perro a factores ambientales perjudiciales para su salud: las quemaduras, la hipotermia, la congelación, las inhalaciones, entre otros.

QUEMADURAS

Pueden ser producidas por corrientes eléctricas, por fricción, por llamas, por calor directo, por agua hirviendo, así como por productos químicos con poder corrosivo. Las quemaduras eléctricas suelen producirse en la lengua o en la boca en general. Las que se producen por calor directo normalmente son por radiadores, mantas eléctricas, etc. Unas quemaduras especialmente graves son las producidas por agua hirviendo puesto que suelen lesionar gran parte de la piel del animal.

Según su intensidad son divididas en quemaduras superficiales (sólo el pelo y parte de la epidermis), parciales (afectan a la totalidad de la epidermis y a parte de la dermis) y de espesor total (afectan a todas las capas de la piel).

HIPOTERMIA

La hipotermia es la disminución profunda de la temperatura corporal. Las causas de la hipotermia pueden ser patológicas, es decir, que el animal está afectado por alguna enfermedad que provoca este síntoma. En cambio, aquí se van a tratar exclusivamente las hipotermias producidas por una exposición prolongada a un ambiente frío. No es muy frecuente porque los perros tienen una mayor resistencia al frío que los seres humanos, pero sí pueden sufrir una hipotermia aquellos que hayan sido inmovilizados, en ejemplares jóvenes o en los enfermos, cuya termorregulación puede verse alterada.
Una vez que la temperatura del perro ha bajado, lo más importante es subirla con calor externo (radiadores, mantas eléctricas...) y con la administración intravenosa de suero previamente calentado.

CONGELACIÓN

El tejido animal puede congelarse por exposición intensa y prolongada al frío extremo; en ese caso la zona congelada debe tratarse como una herida profunda una vez que se ha descongelado la zona. Es importantísimo no retirar el tejido afectado ya que protege la parte interior. El uso de antibiótico es obligatorio para evitar posibles infecciones bacterianas secundarias.
ORUGAS

Propias de la primavera, las orugas segregan unas sustancias a las que el perro puede resultar alérgico, por ello la intervención veterinaria debe ser urgente para evitar consecuencias fatales. La especie más común y peligrosa es la procesionaria (parásito de los pinos), que segrega una sustancia cáustica como medida defensiva. Al entrar en contacto con el veneno el organismo segrega una sustancia llamada estamínea, que es la causante de la inflamación. Si el perro llega a ingerir alguna oruga y se produce una reacción alérgica que inflame la faringe, puede morir asfixiado.

PLANTAS

Con la llegada del buen tiempo se produce el resurgir de multitud de especies vegetales que pueden ocasionar algún tipo de intoxicación en caso de que el perro las ingiera en ese afán que tienen algunos por comer sustancias vegetales, actitud, por otra parte, innecesaria. Como la gravedad de la lesión varía en función de la sustancia tóxica ingerida y de su cantidad, lo mejor es impedir que el perro coma materia vegetal en la falsa creencia de que se está purgando.

ESPIGAS
Una vez que ciertas plantas estacionales se secan se producen las espigas. Éstas pueden alojarse en la zona axilar del animal, entre los dedos o en el interior de las orejas. Por su estructura, cuando el perro intenta quitárselas, lo que consigue es clavarlas en la piel, lo que puede ocasionar otitis o infecciones cutáneas de carácter local que deben ser tratadas convenientemente.

ALERGIAS

Las alergias son una afección cada vez más frecuente y se diferencian dos tipos básicos: la atopía (inhalación de ciertos alergenos, como pólenes y ácaros del polvo) y la alergia por contacto (exposición continua de ciertos agentes sobre la piel, por ejemplo, pegamentos, pinturas y telas). La edad en la que se presenta la atopía oscila entre uno y cinco años y suele tener una incidencia estacional.

En lesiones como quemaduras, hipotermia e inhalaciones hay que tener en cuenta que cuanto mayor haya sido el tiempo de duración a la exposición de los factores ambientales mayores serán las lesiones que éstos puedan causar; por ello se consideran desde leves hasta mortales. En este apartado es muy importante que la intervención para solucionar el problema se lleve a cabo en el menor tiempo posible.

El paracetamol y el ácido acetilsalicílico pueden producir intoxicación, en el caso del primero la cantidad tóxica es de 163 miligramos por kilo de peso, y en el caso del segundo, de 50 miligramos por kilo de peso.
El chocolate posee una sustancia llamada teobromina que en cantidades superiores a 100 miligramos por kilo de peso puede ocasionar serios trastornos en la salud canina. Si se tiene en cuenta que en 30 gramos de chocolate se concentran 45 miligramos de teobromina se aprecia claramente la poca cantidad de chocolate que puede resultar peligrosa para el perro incluso provocar la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte conmigo tu opinión sobre el blog y el tema del que hablo, coméntame que mascota tienes y si quieres envíame una foto para que ella aparezca en el blog.